archivo

Asteroides

tumblr_m765wp55oe1r8bakoo1_500_large

Cuando algo es realmente doloroso, ni siquiera puedes llorar.  Lo ignoras.  No pronuncias su nombre, no miras a ese lugar. El peor y más grande dolor entumece.

Se supone que has manejado bien la situación porque ya ni siquiera te haces acuerdo de que lo has superado.  Simplemente está ahí, enterrado en un cuarto sin puertas.

El dolor no siempre nace de una experiencia, también nace del miedo a vivirla.  Pero claro, tú no crees que sea un problema.  Para qué ahondar?

Con Chirón en la primera casa no crees que sufres de autoestima, simplemente aprendiste a mirarte al espejo lo justo para peinarte, entrecerrando los ojos para no verte en serio.  Los demás son vanidosos.  Los demás piensan demasiado en su apariencia.  A lo mejor te hicieron sentir sin valía, a lo mejor te sintieron sentir que no tenías personalidad.  Pero no importa, ya creciste, no? A lo mejor estás muy bien, sacrificándote por los demás (como siempre?).  O agarraste el dolor, lo convertiste en empatía y das consuelo a los demás sin cargar sus problemas sobre tus hombros.

Definitivamente, es difícil hablar de Chirón, sobre todo cuando empiezo a ver un nudo en la garganta o marea alta en los ojos.

(Lo pongo en “Asteroides” aunque se lo clasifica como cometa)

Anuncios