archivo

Archivo de la etiqueta: júpiter

escalera cuchillo metas logros saturno master

 

Una maravillosa chica de esta tribu de lectores ha estado leyendo sobre marketing online, automatizando procesos en su empresa, revisando los precios de sus servicios, considerando maneras de invertir, etc.  Me escribió muy asustada  porque se dio cuenta que Saturno estaba en su casa 2 (que lidia con las posesiones).  Será pobre? Perderá todo de repente (su trabajo, bienes, etc.)? Y si mejor espera otro momento  para realizar todo lo que tiene pensado hacer en el área económica?

Creo que va por buen camino en convertirse en una diosa de los negocios…  Saturno es el lugar donde empezamos a darnos cuenta cuánto nos falta por aprender y donde podremos lograr un nivel de experticia mucho más alto de lo que jamás hubieramos podido imaginar o creer.  Si sigue aprendiendo, qué importa si sucede lo peor, lo que más tema?  Tendrá las herramientas para seguir adelante.

Digamos que un príncipe está esperando ser coronado.  De repente, se abruma y siente ansiedad.  Pronto le tocarán más responsabilidades y compromisos… tiene dos opciones: o asumir su vida, trazarla como prefiera, o aplazar la decisión de tomar las riendas de su destino.   Si no actúa, terminará con una vida que eligieron para él; si trata de actuar y decide claudicar, no estará preparado para otra vida.  Si actúa desde antes, entonces estará preparado para asumir cualquier papel:  será el gobernante de su destino. Júpiter podrá facilitar la riqueza, pero Saturno es el hacedor de reyes.

Entonces, si viaja por nuestra segunda casa podría significar optimización de recursos (ya sea por circunstancias externas o por pura ansiedad interna!), claridad en el área de las finanzas y el origen de una ética laboral fuerte.

Otro ejemplo podría ser el de Saturno por casa once… sí, podríamos perder amigos, pero nos concentraríamos en cultivar los que realmente queremos, sociabilizar menos pero con gente que nos inspira a conseguir nuestros deseos.

Júpiter es cantidad, Saturno es calidad.

Besos! 

pelo marte leo morado

Ya sé que dije que ahora los cambios en el cabello deben ser aproximados de manera  holística… pero eso no evita que hoy viernes me haga un tratamiento de belleza!  Los días viernes (de Venus) son los mejores para dedicarlos a la belleza, aunque cuando se trata de cortar, depilar, o exfoliar es mejor el sábado (de Saturno).  Hagan y comparen, depílense un día jueves vs día sábado y midan el resultado… apuesto que el vello expulsado en el día saturniano tardará más en volver.

Esta pregunta me la hicieron hace un par de semanas:  esta persona quiere recorrer todo el mundo una vez que se gradúe de la universidad, pero “dándole sentido” mediante la visita a hospitales en cada país que visite.

 La persona en cuestión hizo la carta para sí mismo, por poseer conocimientos de astrología.  Así, está representado por Júpiter en Tauro.  Júpiter es el signo que “manda” a Piscis (Ascendente) en la astrología tradicional (antes de descubrir demás planetas).  En la astrología moderna, Neptuno es el planeta de Piscis y Júpiter, su co-mandante.  Así, tenemos el tono de la pregunta.  Piscis busca fusionarse con el resto de la humanidad, fundirse.  Neptuno está en su casa (porque está en Piscis), y contacta a Júpiter, dignificado en Tauro. Esto indica que las intenciones son genuinas, realmente quiere ayudar, pero tiene un optimismo nublado.  Esta persona tiene apego hacia el hogar, una base ahí, pero abruptamente decidió “que ya no puede más”.  El nodo norte de la pregunta está en Sagitario: el destino espiritual es viajar, pero los términos de este viaje van a ser cambiados una vez que Saturno y Venus vuelvan a ser directos (ya no retrógrados), por finanzas y por sentir que el viaje como lo concibe no está diseñado para su personalidad.

Maria Antonieta vía http://www.liza-falzon.com

Apetito para el amor. Amor desproporcionado. Amor exagerado. Agrados y desagrados exagerados. Hedonismo. Opulencia. Generosidad. Sociabilización en grandes círculos. Ir a demasiadas fiestas. Fiesta de matrimonio  grande. Expandir los horizontes a través del amor. Amor por la fe. Fe en el amor. Fe en el matrimonio. Indulgente. Amar el placer exageradamente. Amigos se convierten en amantes. Amores amigables. Amores expansivos. Bacanales. Orgías. Exceso en lo físico. Amor por el exceso. Expansión del placer. Diplomáticos.

Publicaciones que tienen que ver con la belleza. Pensar en la belleza desde un punto de vista filosófico. Amante del estilo rococó. Amante de la pastelería. Amante de lo pomposo. Ser una diva. Tener una gran belleza. Tener mucha vanidad. Tener un gran corazón. Tener grandes valores. Ser entusiasta con respecto al amor. Ser optimista con respecto a las relaciones. Sentido exagerado de la moda. Muchas prendas de vestir. Buen humor. Payasadas. Mucha apreciación por lo estético. Mucha apreciación por lo filosófico. Tener muchas joyas.

Tener muchos productos de belleza. Ponerse mucho maquillaje. Amor por los viajes. Amor por otras culturas. Atracción hacia las personas ricas, grandes, con buen sentido del humor. Muchas relaciones. Mucho encanto. Patrones en las finanzas. Mucha popularidad. Mucha riqueza material. Apostadores. Altruistas. Consumistas. Amor por la verdad. Relaciones amorosas conforme a códigos morales. Indulgencias en la sensualidad. Buena fortuna.

Emociones expansivas. Idealista. Optimista. Nutrirse de fe.  Nutrirse de conocimiento, de sabiduría. Necesidad de expansión, de crecer, de ser algo más. Hábitos de estudio. Hábitos morales y religiosos. El instinto de no hacer daño. El instinto de ser generoso. El instinto de proteger a los demás.

El instinto de expandirse.  El instinto de crecer. La necesidad de ver el gran espectro. La necesidad de risa. No importar si se es torpe. Mamá es optimista. La necesidad de preguntas filosóficas. Emociones envolventes. Necesidad inflada de proteger o ser protegido. Necesidad de viajar.

Respuestas emocionales agrandadas. Demasiado protector, demasiado generoso, demasiado sensible (“bebe grande”). Una mamá envolvente. Una mamá optimista. Una mamá indulgente. Comer en exceso. Depender demasiado en la intuición. Naturalmente optimista. Ser indulgente. Tener un código moral personal. Sentimiento de superioridad. Sentimiento de acceso a las verdades espirituales.  No ser sutil en la forma que uno muestra las emociones.