archivo

Archivo de la etiqueta: profundidad

“ya no voy a ser bueno”

Saturno se fue de Libra.  El aire alrededor mio se siente menos pesado: Libra es el signo donde tengo varios planetas personales más asteroides importantes, como Juno.

Pero tengo un sabor agridulce, como cuando uno pasa una materia con un profesor difícil pero quisiera haberla pasado con mejor nota.  Quisiera haberme podido desempeñar mejor, aunque aprecio las lecciones.

Libra está en mi décima casa, es decir que todo lo que significa mi imagen pública, mi fama, mi profesión entró en revisión.  Aquellos que pensaban que era ultra-eficiente ahora saben que no lo soy tanto, me enfrenté al hecho de que no estaba siguiendo los pasos necesarios para ser quien quería ser, que estaba dejando mi vocación en manos del destino, que no estaba trabajando lo suficientemente duro.  Mi mamá, a pesar de que la adoro, me llegó a fastidiar sobremanera (décima casa=madre).  En cuanto a relaciones, estoy en el proceso de una auditoría de amistades (no dudo que serán menos ahora que saturno está en mi undécima casa), pero me siento cómoda con eso… y, en cuanto a relaciones amorosas, tengo claro mis vulnerabilidades, que son muchas más de las que podría admitir en ese campo.

Ahora, Saturno en Escorpión no va a ser tan nice como lo fue en Libra.  Será un profesor h”$%& de p*#%, por eso lo quiero agradar.  Listos para empezar la clase “Profundidad, intensidad, agallas y autenticidad 101”?

Personas que definen a una generación. Culto alrededor de esa persona. Estar en contacto con tus motivaciones más profundas.  Yo regenerador. Identidad definida por el poder. Sentir que se tiene una misión. Mi yo está ligado a cumplir mi propósito. Una auténtica ave fénix. Una persona capaz de reinventarse completamente. Curarse a sí mismo. Brillar cuando se necesita la transformación. Sentir una fuerza poderosa dentro de uno mismo. Sentir que otros controlan tu vida. Sentir la necesidad de controlar la vida de otros. Ansias de dominación, de poder, de propósito. Sufrir abuso, secuestro. Si es mujer heterosexual, le gustan los hombres con intensidad o con un aura de peligrosidad. Puedes saber fácilmente las motivaciones de los demás.

Pugnas de poder con los hombres. Control del padre. Papá es intenso. Papá es dominante. Papá abusa. Papá es poderoso. Papá es psicólogo nato. Papá sana. Ser indomable. Tener orgullo. Tener una presencia intensa. Tener mucha disciplina. Ser paranoide. Ningún detalle pasa desapercibido. Obsesión por la fama, cuanta tengo, en qué círculos, por qué, como incrementarla. Querer un perfil muy alto o muy bajo. Extremos. Tener siempre un as bajo la manga. Auto mutilación. Auto asfixia. Desenterrar tumbas, literal o figurativamente. Yo soy yo cuando tengo poder. Gobernar con poder. Estar envuelto en actividades criminales o denunciar actividades criminales.  Querer brillar en tu propósito. Ser obsesivo-compulsivo. Tener una fuerza creativa poderosa.

Auto-destrucción. Conocer tu lado más profundo. Atraer el amor o el odio total, ser de esas personas altamente populares o impopulares. Identidad de interrogatorio. Saber encontrar el motivador último en las personas. Divisor, polarizador. Tener experiencias extremas. Auto-curación. El ego es examinado de manera profunda. Intimidante, amenazador. El sháman, el místico, el criminal, el villano. Lidiar con la muerte como forma de autoexpresión. La profundidad es vital. Auto-transformación, reinvención intensas. Auto-descubrimiento intenso.  Como los Venus-Pluto, quienes crean crisis para probar la relación, los sol-pluto crean crisis para probarse a sí mismos.

Antes de poner todas las frases que asocio con este aspecto en el siguiente post, quiero contar una historia real: Un grupo de misioneros (entre los que me encontraba yo) fue a hacer proselitismo a un barrio pobre.  Había una casa especialmente siniestra: se veía muy pobre, pero era más que eso… daba miedo realmente.  Las tablas estaban grises, con moho y el ambiente se sentía pesado y amenazante. Las ventanas estaban tapadas con madera y  la maleza dejaba de crecer súbitamente desde los perímetros de la casa hacia adentro.

 Las personas del barrio nos decían que por favor no nos acercásemos a esa casa, pues no iban a poder ayudar en caso de algún siniestro.  Nos aseguraban que ahí había gente loca y peligrosa, ex convictos y ex prostitutas adictos que se juntaban a practicar toda clase de vicios, no sólo la droga; que en algunas noches se escuchaban ruidos horribles provenientes de ahí y que ya varios de ese grupo habían fallecido en circunstancias “misteriosas”.  Cuentan que sus cuerpos fueron utilizados como parte de rituales satánicos.. aunque a lo mejor esa parte ya era una exageración.

Lo cierto es que realmente nos sentimos intimidados por la presencia de esa casa y la omitimos de nuestro recorrido.  Uno de nosotros, a quien yo considero un chico muy inteligente y sano, dijo que se iba a comprar una botella de agua en la tienda de la esquina, y que a lo mejor le hablaba al dueño sobre lo que sea que estábamos predicando (ya no formo parte de esas misiones).

Seguimos nuestro rumbo y, al finalizar, como aún no se nos unía nuestro amigo nos preocupamos un poco, pero quizás se había quedado predicando por ahí solo, dado que sabía mucho y era independiente.  Regresamos al callejón de la casa para irlo a ver en la tienda y… lo vimos salir de la casa.

Estaba muy serio, no nos contó lo que vio para no alimentar nuestro morbo (parece que el ambiente si era heavy) pero al preguntarle por qué había ido a esa casa, nos dijo: “Justamente el hecho de que ese lugar nos diera tanto miedo y fuera tan horrible fue lo que me motivó a ir.  De todas las casas, era ÉSA la que valía la pena visitar”.  Mi amigo tiene el sol en conjunción a Plutón.

 Sol y Plutón es valiente, pero no como Sol-Marte, que es por competir, por demostrar cuán valiente se es, sino valiente porque tiene la motivación para ir a donde nadie más va, y no le interesa el hecho de que nadie va a estar alentándolo o aplaudiéndole, sino, a lo mejor cuestionándole por ser tan extraño.  A Sol-Plutón lo motiva ir hasta el fondo, exponerse a lo extremo para conocerse dentro de esa experiencia, sobre todo cuando nadie más quiera, y ser coherente.

Con ellos, la superficie nunca será suficiente.